Porque es tan importante que tu ropa esté certificada?

Los productos químicos son uno de los componentes principales de nuestra ropa. Se utilizan en todos los aspectos de la producción textil para la confección de fibras, blanqueado y teñido de tejidos, etc.

Cuando llegan a las tiendas, nuestra ropa todavía contiene muchos productos químicos, incluso la ropa hecha de fibra "100% natural". Estos productos químicos pueden representar un peligro real para nuestra salud, ya que nuestra piel absorbe cualquier cosa que se ponga encima.

Un estudio de Greenpeace para la campaña Detox ha identificado 11 sustancias químicas que se utilizan con frecuencia para fabricar nuestra ropa que contienen toxinas, carcinógenos y disruptores hormonales que deberían estar prohibidos, pero que actualmente no lo están.

El cultivo de algodón convencional utiliza altos niveles de pesticidas y productos químicos tóxicos que se filtran en la Tierra. 

El uso de altos niveles de pesticidas y químicos tóxicos impacta a los agricultores y las comunidades locales, causando enfermedades y muerte prematura entre los agricultores, junto con una contaminación masiva del agua dulce y la degradación del suelo.

Alrededor del 20% de toda la contaminación industrial del agua mundial se debe al teñido y tratamiento de textiles.

El algodón orgánico beneficia la salud humana, ya que los agricultores apoyan el crecimiento de cultivos saludables mediante el uso de una variedad de técnicas naturales y productos químicos de bajo impacto.

El cultivo de algodón orgánico no utiliza pesticidas tóxicos peligrosos ni fertilizantes artificiales. Se sugiere que el uso de pesticidas se reduciría en un 98% si toda la agricultura fuera orgánica. El Estándar Global de Textiles Orgánicos, también conocido como GOTS, garantiza que las fábricas cumplan con estrictos criterios sociales y ambientales.

Los productores de algodón orgánico tienen especial cuidado para proteger el medio ambiente, los animales y las personas: conservar el agua, apoyar la biodiversidad y los suelos saludables, eliminar los pesticidas tóxicos peligrosos del agua, el suelo y el aire.

¿Qué podemos hacer al respecto?

En primer lugar, cuando compres tu ropa elije siempre aquellas que han sido hechas con fibras orgánicas,  que sean marcas sostenibles y responsables con el medio ambiente, lava siempre tu ropa nueva antes de usarla por primera vez y busca en tus prendas la certificación GOTS (certificación sostenible por excelencia. Permite colocar en los tejidos y prendas la afirmación «producto textil orgánico», sello de garantía en toda la cadena de producción hasta los consumidores) y OEKO-TEX®  (certificado que verifica que no haya sustancias nocivas ni en textiles, ni en las fases de la fabricación de un determinado producto).

Para mayor información sobre estas certificaciones podéis ingresar en sus páginas web OEKO-TEX® y GOTS.

La sostenibilidad es un tema del que cada vez somos más conscientes, en especial, cuando hablamos de moda. Tanto fabricantes como marcas buscan cada vez más alternativas sostenibles y con menor impacto medioambiental.